El Rescate de un perro callejero.

El Rescate de un perro callejero.

Miles de cachorros abandonados esperan que una familia les abra sus puertas. Antes de comprar uno, piense en la adopción. Acabar con el problema de la población canina no se soluciona con la matanza indiscriminada de perros callejeros, por lo que los amantes de los animales pueden contribuir con su granito de arena. Si desea tener una mascota, hay muchos cachorritos que esperan ansiosos una familia que pueda darles cuidado, atención y cariño. Un perro adulto tiene más dificultades para encontrar un nuevo hogar, pero son excelentes como guardianes y fieles compañeros.

Otra forma de colaborar es educar a los niños y jóvenes en la tenencia responsable de especies. Un perro o gato no sólo necesita agua y alimento para vivir, también debe estar vacunado y en constante control veterinario para prevenir enfermedades o infecciones.  En el caso de las hembras, se recomienda la esterilización, una operación  sumamente necesaria para establecer un mayor control en la reproducción de canes y felinos.  También puede organizarse con un grupo de vecinos para desparasitar a los animales de su sector. De esta forma mantendrá a las áreas libres de pulgas y garrapatas.  Ser voluntario de una agrupación o entregar donaciones es una buena opción para quienes no puedan adoptar.

La adopción es el evento por el cual una persona, que cumpliendo ciertos requisitos de tiempo, dinero y espacio, escoge una mascota como compañero de actividades. (compañía, trabajo, terapia asistida).  Previo a la adopción las personas reciben información sobre los requisitos para poder ser un buen adoptante (Espacio, tiempo, recursos).

Estamos concientes que es imposible rescatar y conseguir hogar para los miles de animales que viven, sufren y mueren en las calles. Es por eso que de una manera practica y efectiva intentamos terminar con el abandono, que es el origen del problema. EL 99% DE LOS ANIMALES QUE HOY ESTAN EN CONDICION DE ABANDONO EN NUESTRAS CALLES SALIERON DE UNA CASA.

A muchos los echaron a la calle por tener sarna, garrapatas o pulgas, como si esto fuera su culpa y no culpa de la irresposabilidad o ignorancia de sus dueños. Otros o mejor dicho otras simplemente por ser hembras.

Leave a Reply

Your email address will not be published.